Ajustes de tarifas: el Estado debe acompañar el esfuerzo de los usuarios.

Ajustes de tarifas: el Estado debe acompañar el esfuerzo de los usuarios.

Se venía venir. Hace rato que escuchamos que el sistema de subsidios al consumo de energía era fiscalmente insostenible y que no generaba incentivos para el ahorro.

 

Lo cierto es que este “sinceramiento” (o “tarifazo”, como quieran llamarle) implicará un gran esfuerzo para los usuarios y familias argentinas que deben abonar los servicios públicos domiciliarios de luz eléctrica y gas. Este esfuerzo no solo impactará en la economía familiar de los usuarios, sino que alterará drásticamente en el modo y calidad de vida de los usuarios.

 

Ahora nos preguntamos desde nuestra organización, ¿no sería justo que el Estado acompañe en este sacrificio?  

 

En nuestro país el consumo de bienes esenciales como la electricidad y el gas pagan el impuesto al valor agregado. Sería una gran oportunidad para eximir del pago de este impuesto a los usuarios. De esta forma y rápidamente, el Estado podría dictar una medida que reduciría sensiblemente el impacto de los aumento en las economías de las familias argentinas.

 

Si analizamos la situación en la provincia de Buenos Aires, la cuestión es más grave aún, ya que desde hace más de treinta y cinco años, el estado provincial nos cobra dos impuestos que impactan en el 15,5% por ciento de del precio de energía consumida (ver Decretos-Leyes Nº 290/67 y N° 9.038/78). Desde UCU bregamos por la inmediata derogación de esos dos impuestos inconstitucionales que solo sirven para encarecer la factura eléctrica sin que se destinen dichos fondos a los fines previstos por el legislador (para más información, entrar al siguiente enlace)

 

En definitiva, entendemos que si vamos a poner esfuerzo todos, necesitamos que el Estado también ponga lo “suyo” y minimice el impacto de los impuestos que afectan el consumo de estos bienes indispensables para la vida de las familias argentinas.

 

Adrian Bengolea

Director de USUARIOS Y CONSUMIDORES UNIDOS

 

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *