“Fui abandonando a mi suerte por Universal Assistance” GRAVE DENUNCIA CONTRA UNIVERSAL ASSISTANCE S.A

Hace unos días recibimos una denuncia en fecha 30/11/2017 del Sr. Alejandro Altamira (DNI 20.141.067) contra la empresa prestataria de servicios de asistencia en viaje: Universal Assistance SA.-

Denuncia que disponía de una cobertura en el exterior por la cantidad de u$a 150.000 brindada por la citada empresa. En fecha 14/06/17 sufrió una caída con fractura con minucia de olecranon (codo derecho) cuando se encontraba de viaje en el exterior del país (Marruecos). La atención de dicha fractura requería intervención quirúrgica inmediata con colocación de prótesis, clavo y placa de osteosíntesis.

Alega haber documentado ante la empresa más de treinta y cinco reclamos y haber cursado reclamos ante Defensa del Consumidor de la provincia de Santa Fe  sin haber obtenido respuesta. El denunciante asegura: “Fui abandonando a mi suerte por Universal Assistance”.

Desde UCU sostenemos que los contratantes de asistencia en viaje, tienen en mira la tranquilidad de recibir asistencia a la hora de sufrir algún imprevisto encontrándose fuera de su país de origen -considerándose dentro de la categoría de subconsumidores- y es injusto que las empresas prestatarias del servicio se hagan a un lado aduciendo cláusulas sorpresivas/abusivas o un simple desentendimiento e incumplimiento de lo pactado que configura nada más y nada menos que un trato indigno hacia el usuario. Nadie quiere contratar “una asistencia que no asista” “o cobertura que no cubra” y hay resaltar que su incumplimiento configura un agravio sumamente gravoso.-

Nos consta que fueron denunciados casos similares en distintos puntos de nuestro país, por lo que llamamos a todos los posibles afectados a realizar su denuncia ante nuestra Ong, lo que pueden hacer enviando un correo electrónico a info@ucu.org.ar.

Agradecemos la difusión de la presente.

El dueño de las marcas Molto y Marolio acusó a Coto, Carrefour, Jumbo y La Anónima de “cartelización”

El dueño de las marcas Molto, Marolio y Maxiconsumo acusó hoy de cartelización a las cadenas Coto, Carrefour, Jumbo y La Anónima por no vender sus productos por ser “muy baratos” y apuntó contra el secretario de Comercio, Miguel Braun, por supuesta complicidad.

 

Las acusaciones fueron expresadas por Víctor Fera, dueño de 30 supermercados mayoristas en todo el país y cuatro fábricas de alimentos con 2.000 empleados, más unas 15 fábricas tercerizadas que producen para sus marcas, con otros 5.000 trabajadores en planta permanente. Una verdadera guerra estalló así entre los empresarios y funcionarios del Gobierno de Mauricio Macri en medio de la polémica por la estampida inflacionaria que hubo en los últimos tres meses en las góndolas de los supermercados, entre otros rubros de la economía.

 

Fera dijo que al presidente Mauricio Macri “alguien le está mintiendo” sobre cómo se maneja el comercio tal como le mentían a la entonces jefa de Estado Cristina Kirchner durante sus años de Gobierno, entre 2007 y 2015. “Son como nidos de abejas que se forman debajo de uno y no te dejan hablar. Hay gente que tienen intereses particulares que hace que fracasen todas las buenas intenciones”, se quejó Fera apuntando directamente contra el secretario de Comercio.

 

Fera acusó a los dueños y representantes de Coto, Jumbo, Carrefour y La Anónima de haber hecho convenios con grandes alimenticias nacionales y trasnacionales para no dejar entrar a sus góndolas productos “más baratos” que las marcas que ellos producen. “Los productos Marolio y Molto no se pueden ver en esas cadenas porque tienen precios más bajos que la competencia, como Molinos: un pur‚ de tomate nuestro vale 10 pesos al público y de la otra marca, 16, 17 o 20 pesos”, dijo Fera.

 

Dijo que los supermercados compran productos baratos en “los países civilizados” donde funciona la competencia y las acciones del Estado para evitar los abusos de los comercializadores o intermediarios, lo que no está ocurriendo en la Argentina. “A mi me dijeron personalmente el señor Federico Braun (dueño de la An¢nima) y el señor Alfredo Coto que nuestros productos no van a estar en las góndolas porque eso haría que las multinacionales y la grandes empresas nacionales tengan que bajar los precios”, afirmó Fera.

Federico Braun es vicepresidente de la Asociación de Supermercados (ASU) y dueño de la cadena comercial La Anónima -que opera en la Patagonia-, además de ser el tío del actual secretario de Comercio, Miguel Braun, quien debe controlarlo.

 

“Miguel Braun nunca me atendió. Me mandó a un subsecretario, quien me dijo que mis productos no pueden estar en las góndolas porque son competencia, que ellos se manejan de otra forma y que hay que hacer la denuncia en la Justicia”, sostuvo.

 

Fera contó que él se reunió con el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, para mostrarle la diferencia de precios, pero apareció un socio de Federico Braun (en una fábrica de quesos) para explicarle al funcionario por qué los supermercados no debían comprar Molto y Marolio. El empresario defendió la calidad de sus productos al remarcar que el primer fideo que se hizo en la Argentina con trigo candeal (de mayor calidad en tanto prote¡na que el trigo tradicional) fue de marca Molto.

 

“Quiero que me atienda el señor Miguel Braun porque me hizo atender una vez con el subsecretario y había una persona que entraba cada dos minutos y le decía vamos que lo necesitamos para otra reunión, que es una falta de respeto total”, dijo Fera. Y agregó: “Guillermo Moreno me apretaba, me llamaba y me decía che por qué lo tenés tan caro a este producto, hay que bajarlo y ahora me dicen che por qué lo tenés tan barato a este producto, hay que subirlo”.