Palma Cané: “Hay un subsidio del consumidor a las petroleras, específicamente a YPF”

Mientras que antes se hablaba de una “crisis del petróleo” cuando el valor internacional del crudo subía, actualmente las economías que se basan en la producción de este combustible están en problemas, en la medida en que el precio está en cayendo en picada.

 

Según estimó el economista Luis Palma Cané, este producto perdió unos u$s40 en tres meses.

 

“No es una crisis. Porque cuando el petróleo sube, los analistas hablan de un profundo problema, y cuando baja también. Creo que es mucho más peligroso que el petróleo suba“, evaluó el viernes. “A nivel macroeconómico es un juego de suma cero. Lo que pierden los exportadores lo ganan los importadores”, indicó en diálogo con Radio Mitre.

 

Sin embargo, el economista mencionó que este cambio en el comercio del crudo no es de efecto nulo en la medida en que los países que importan esta materia prima son también los que tienen mayor propensión al consumo. Es por eso que el giro en el precio internacional podría repercutir en “un mayor consumo neto en el mundo” y “un mejor ritmo de crecimiento mundial”.

 

Por otra parte, el economista consideró que es una posibilidad de que, a consecuencia de esta baja en el precio, Venezuela caiga en default. “Ya venía muy mal, es el país con mayor nivel de inflación en el mundo, un control de cambios desde hace 10 años que provocó una brecha del 200%, y un desabastecimiento fenomenal. Lo que la mantenía en pie eran los ingresos petroleros”, describió.

 

En la Argentina, por otra parte, pese a esta sensible baja del crudo, el “precio de la nafta en boca de pozo en la Argentina está fijo en 80 dólares”. No obstante, aclaró Palma Cané, también era así “cuando el petróleo estaba en 100 120 dólares. Esto era un claro subsidio a los consumidores“.

 

De la misma manera, en este nuevo nivel de precios, esa lógica se revierte y el mantenimiento del precio fijo de la nafta “es un subsidio del consumidor a las empresas petroleras, específicamente YPF. Lo que en mi opinión es una muestra más de las distorsiones que provocan los controles de cualquier tipo”, evaluó el economista.

 

Deja un comentario

Arriba