A fines de 2017, las tarjetas de crédito Finandino, Grupar y Montemar fueron citadas por UCU en su delegación Córdoba, con motivo del cobro del cargo de gestión de cobranza que realizan a sus clientes, prohibido por la ley de tarjetas de crédito.

En el caso de Montemar, manifestó en su descargo que en realidad todo se trató de un error en la publicación de su sitio web, comprometiéndose a rectificar esta situación a la brevedad, y asegurando que no cobra este ítem. Hasta el momento UCU no ha recibido denuncias de que efectivamente se haya cobrado, por lo que se emplazó a la empresa a la rectificación de esta comunicación errónea.

Distinta es la situación de las locales Finandino y Grupar. En el primer caso, la empresa desconoció la competencia de UCU para reclamar en representación de los damnificados, y se limitó a negar tanto los hechos del cobro como su ilegalidad.

En el caso de Grupar, luego de dos audiencias a las que acudió la empresa en la sede de UCU Córdoba, la empresa ratificó su conducta en el sentido de que dichos cargos contarían con la autorización del Banco Central, y por lo tanto no son ilegales, más allá de la prohibición expresa de la normativa específica.

Es por ello que UCU inició ambas acciones colectivas, que tramitan en los tribunales civiles y comerciales de la justicia provincial, a efectos de obtener el cese del cobro y la restitución de lo indebidamente percibido.

Si sos cliente de alguna de estas empresas, y te cobraron cargos sobre cuya legalidad no estás seguro, te invitamos a enviarnos tus resúmenes a ucucordoba@gmail.com, a efectos de poder revisarlos.

Deja un comentario