El gobierno quiere boicotear la carne

En un hecho inédito el gobierno propuso un boicot para bajar el precio de la carne y pidió que la gente “se abstenga de consumir carne”.

Es que el precio de los cortes vacunos siguen subiendo en las góndolas y carnicerías, mientras que en el mercado de Liniers, bajó casi un 7% en lo que va de enero.

En el mercado de hacienda, el kilo de carne está alrededor de 25 pesos el kilo.

“Hay que incorporar a los supermercados a la mesa de discusión de la cadena de valor de la carne, porque lo que ha bajado la hacienda en pie no ha retrocedido en la misma proporción en los supermercados”, explicó Buryaile. “Lo mismo pasa con las carnicerías. Casi el 60% de la carne se vende en ese canal, pero los carniceros a veces se hacen los distraídos ante la baja del precio de la hacienda y siguen atribuyendo el tema a los proveedores”, añadió en un programa radial de Buenos Aires.

Respecto del encarecimiento, Buryaile afirmó que “lo que nos queda es tomar conciencia y trabajar sobre el consumidor para que tenga en cuenta el nivel de precios y si se tiene que abstener de consumir, que lo haga”.

Deja un comentario

Arriba