El abuso de CLUB INN en sus contratos de tiempo compartido

Hace tiempo que desde “Usuarios y Consumidores Unidos” venimos recibiendo gran cantidad de reclamos con motivo de los llamados contratos de “Tiempo Compartido”.

En particular, encontramos a la empresa CLUB INN, quien establece multas o sanciones muy severas para la persona que se atrasa en el pago de dos cuotas pactadas. Si esto ocurre, según lo estipulado en su contratos predispuestos, CLUB INN tiene derecho a dar de baja el contrato, quedándose con TODAS las sumas que el cliente hubiera abonado hasta el momento; o bien exigir la TOTALIDAD de la suma adeudada.

De esto se sigue una conclusión muy sencilla: que el cliente en ese caso pudo haber pagado una parte sustancial del contrato, no haber llegado jamás a poder utilizar las semanas de alojamiento que se le ofrecieron, y sin embargo por sufrir un leve atraso perdería automáticamente todo lo pagado hasta el momento. De esa manera, la empresa ganaría una suma de dinero importante sin haber otorgado ningún beneficio a cambio.

Pensemos en otra situación muy frecuente: la situación económica del cliente empeora en el transcurso del contrato, y entonces decide dar de baja el mismo: para ello CLUB INN le exige abonar previamente el 40% de la deuda pendiente, una suma muy grande que en la mayoría de los casos no podrá afrontar. La consecuencia que sigue es que dejará de pagar las cuotas, sucediendo lo que explicamos anteriormente.

Sin lugar a dudas estamos ante un sistema contractual que castiga brutalmente los retrasos en el pago de cuotas (las que vale aclarar aumentan conforme la variación de costos internos de la empresa) resultando en un beneficio puro y desmedido para la empresa.

Desde UCU sostenemos que este tipo de previsiones contractuales resultan abusivas ya que implica un desequilibrio desmedido entre los derechos y obligaciones contractuales entre las partes. Dicha situación está prevista en el art. 37 inc. b) de la ley 24.240 de defensa al consumidor.

En relación con lo expuesto, es importante destacar que la Justicia resolvió en el año 2006 un caso en favor de un consumidor que había dejado de pagar el contrato de tiempo compartido y la empresa le retuvo como sanción todo lo pagado hasta ese momento (U$S 3.547). Iniciada la acción judicial se determinó que que era justo y equitativo reducir la pena convenida, fijándola en U$S 700 (un 19% de lo pagado). De esta manera, del  monto total de U$S 3.547 dólares pagados por el usuario, los jueces ordenaron al administrador devolverle unos U$S2.847.
Ante estas situaciones cabe preguntarse ¿cuánto dinero retienen estas empresas en perjuicio de los consumidores que desconocen completamente sus derechos? Necesitamos consumidores informados y conscientes de sus derechos. Para ello trabajamos desde UCU día a día.

Si has sido víctima de este tipo de abusos, ya por parte de “Club Inn” o de otra empresa de tiempo compartido, no dejes de hacer la denuncia ante nuestra asociación (info@ucu.org.ar)

 

Deja un comentario

Arriba