Alerta sobre práctica abusiva en el cobro de deudas del comercio Dexter Shop

Desde Usuarios y Consumidores, queremos advertirte sobre una práctica abusiva de la empresa de indumentaria y calzados deportivos DEXTER SHOP por medio de su un estudio jurídico contratado a tal efecto, instigando a los consumidores que poseen deudas al pago de sumas dinerarias excesivas y desajustadas totalmente a la realidad.

La mecánica de esta práctica es la siguiente: se remite carta simple intimando al pago de la deuda, bajo apercibimiento de iniciarles acciones legales. En dichas cartas no se le informa al destinatario el monto total adeudado, como así tampoco la causa de la deuda, su monto original, ni la suma que corresponde a intereses devengados. Todo ello implica una gran violación a la Ley de Defensa del Consumidor en sus artículos 4 y 36, entre otros.

Al comunicarse telefónicamente con los clientes deudores, los empleados del Estudio Jurídico  contratado intiman al pago de la deuda por montos totalmente exorbitantes y abusivos.

Es por ello, que en este último tiempo hemos recibido numerosas consultas de deudores que desean asesorarse antes de proceder al pago de estas sumas de dinero abusivas. Frente a cada reclamo individual, desde UCU procedemos a intimarlos por medio de cartas documento con el fin de que informen el monto total de la deuda, capital original, la suma correspondiente a intereses, y demás requisitos establecidos en el art. 36 de la Ley de Defensa del Consumidor, a lo que la Empresa expresa montos adeudados completamente inferiores a los pasados informalmente a los deudores.

Por ejemplo tenemos el caso del Sr. Luis Darío Recalde quien nos manifesta lo siguiente: “En primer lugar, recibí una carta simple intimándome a regular la deuda que mantenía con la empresa.  Al comunicarme con el Estudio Jurídico se me informó que el monto de la deuda superaba la suma de PESOS DIECIOCHO MIL ($18.000). Un total abuso. Luego de enviada la carta documento haciéndoles saber que me encontraba asesorado por UCU, me contestaron que el monto de la deuda ascendía a sólo PESOS TRES MIL ($3.000).”

Por otro lado, el Sr. José Gorsky (quien recibió igual intimación de pago), expresó: “Al enviar carta documento desde UCU, intimando a que fuera informado el origen, la liquidación de la deuda y envié copia de la documentación en la cual se fundamentaba la deuda, respondieron que se perdonaba la deuda por haberse extraviado mi legajointerno.”

En similar sentido, Maria del Rosario Tisera, quien había contratado el crédito para un tercero, enterada de la mora que registraba en la empresa, se presentó a fin de regularizar la misma. En ese momento la hicieron llamar al estudio de cobranza quien le informó que el monto de la deuda ascendía a la suma de $11.000. Al solicitar una refinanciación se le hizo suscribir  un convenio Acuerdo de Reconocimiento  y Regularización de deuda a través del que se comprometió a abonar una entrega de  $1800 y ocho cuotas mensuales y consecutivas de $1758. Ya en la tranquilidad de su hogar, pudo darse cuenta de la ilegalidad del monto de la deuda que se le imputaba. Así que al día siguiente envió carta documento a través de UCU solicitando “detallado, claro y preciso del saldo producto del crédito cuestionado por mi persona, indicando capital e intereses”.

Inmediatamente la empresa contestó en los siguientes términos “… le hacemos saber que  debido a un error absolutamente involuntario por el cual desde ya le solicitamos las pertinentes disculpas, se le informaron y cargaron en su acuerdo valores correspondientes a otro crédito que nada tienen que ver con su deuda, por lo cual advertido de esa circunstancia a partir de  su reclamo, hemos procedido  a dejar sin efecto dicho acuerdo en virtud del evidente error material que contiene. En tal sentido, y siendo que la deuda actualizada al dia 09/04/2015 ascendia  a la suma de $2803.21( 2.328 a Capital y 475.21 a intereses por mora calculados a la tasa activa del Banco de la Nacion Argentina desde la mora), descontando el pago a cuenta  de $1.800 efectuado por Ud. en la fecha  antes indicada, resta abonar a la fecha un saldo de $1.003,21 con mas la de $8.25 (en concepto de intereses a la misma tasa antes citada)…”. El alegado error resulta increíble y evidencia a todas luces la mala fe de la empresa a la hora de cobrar sus acreencias.

Aconsejamos que en caso de haber sido víctimas de esta maniobra procedan a denunciarlo en nuestra página web o enviando un correo electrónico a info@ucu.org.ar. Sin perjuicio de ello, hemos redactado una carta documento modelo (hacer clic aqui) y un formulario  de reclamos (clic aquí).

Solicitamos que compartan la presente ALERTA en sus respectivas redes sociales.

Unidos, somos imparables.

Martín Rea Brancolini – Vocal de Usuarios y Consumidores Unidos

martinrea@ucu.org.ar

Arriba